Otras cosas que quizá no viste...

¡¡¡Mira el menú de la Izquierda!!! Amigüitos, Musiquita, cosillas interesantes de "otr@s"...

lunes, 12 de febrero de 2007

Regalos

¿No teníamos suficiente con Papá Noel, los Reyes Magos, Las Reinas Magas -las rebajas, jejejeje- y ahora nos llega San Valentín...?

¡¡¡Comprar, comprar, comprar sin parar!!!

Pues sí, he de decir que aunque soy una más de las que participan en esta vorágine que son las compras -no lo voy a negar- sí que me he dado cuenta de un par de detalles de cómo somos, unos mucho más que otros para nuestra fortuna, con esto de las compras...

La verdad es que comencé a darme cuenta cuando comencé a salir con mi grupo "actual" de colegas-amig@s... Me dí cuenta de varios detalles como que, un día me invitaron a un cumpleaños y no se hacían regalos o éstos eran en forma de comida -para echar una mano al que celebraba y luego participar en el comileo- o objetos, dibujos e instrumentos varios realizados a mano..., de esto último es de lo que os quiero hablar...

El día 16 de Noviembre fue el cumple de mi Sobrina Inés (5 añazos ya...) y hice para ella con rollos de papel higiénico una serpiente... me quedó chulísima... y os aseguro que me gasté como mucho 4€ -y porque la pinté...- y aun así... me sentí "auto-obligada" a regalarle algo que hubiese "COMPRADO"... ¿el porqué? Pues supongo que igual que cuando a algunas personas le regalas algo realizado por tí mismo y dice "qué bonito, genial, qué guay" pero si le regalas un Ipod Nano le tienes para toda la vida, como aquél que dice...

Sí que es cierto que algunas personas aún valoramos más el detalle, la constancia, el esfuerzo personal al realizar algo en vez de comprarlo, cosa que es más o menos complicado según el dinero disponible... pero sigue quedando un gran número de personas que valoran más lo "comprado" que lo "creado"...

¿Qué mérito tiene comprar? Y ahora encima te dan ideas en los periódicos, revistas, televisiones... es decir, ya no te cuesta casi esfuerzo ni pensar en algo que pueda gustar a... Es más en algunos centros comerciales, si explicas brevemente cómo es la persona, ellos piensan por tí un regalo bajo el presupuesto que tú indiques...

No sé... ¿qué pensáis vosotros?

2 comentarios:

Rul dijo...

Carmenchu,

Eso es lo que llaman en Marketing: "detectar una necesidad". Hay gente que le gusta que piensen por ellos y están dispuestos a pagar por ello.

Pero... ¿porqué invitar en los cumpleaños?. ¿Qué significado tiene hacerlo el día de tu cumpleaños, o de Reyes, o de San Valentín?. ¿No sería mejor hacerlo todos los días?. Regalar una sonrisa, un abrazo, un beso, buenas maneras, un desayuno :-D.

Javier Pérez dijo...

La sociedad es la culpable de todos los males de la humanidad, consumismo extremo incluido. Es cierto que la sociedad somos todos, nosostros mismos, pero en conjunto es un ente con vida propia que nos oprime y nos "obliga" a llevar cierta conducta, si es que queremos estar dentro de esa sociedad, o por el contrario queremos ser considerados "raros" y apartarnos de ella.

Yo nunca hago regalos cuando se supone que he de hacerlos (cumpleaños, santos, reyes, navidad, san valentin, día del padre...), por joder maś que por otra cosa, pero lo cierto es que a quien jodo con esa actitud es a mí mismo, porque la sociedad espera de mí que haga regalos cuando tengo que hacerlos.

Otra cosa es, según lo veo yo, regalar algo porque un amigo se casa, o porque se muda a otro país, o simplemente porque me apetece regalar algo a alguien sin que el motivo sea "porque estoy obligado".

Es más, ni siquiera felicito a nadie por su cumpleaños, porque me parece estúpido felicitar a alguien por ser un año mayor. Por lo que obviamente se puede deducir que no celebro mis cumpleaños, santos, navidades, ni nada que no sea un logro personal, como un ascenso, la incorporación de alguien a mi familia, o cosas así.

Y corto el rollo que me enrollo :-P La culpa es tuya por poner estas cuestiones tan interesantes sobre la mesa ;)

Por cierto, ya te enlacé en mi blog. Espero que te guste el favicon que te puse :)